Lucha contra la falsificación, apuesta por lo auténtico

MarcathlonCon motivo de la celebración del día mundial de la lucha contra la falsificación el próximo 4 de junio, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA) organizan el próximo 4 de junio en los Jardines de Azca, Madrid, la tercera edición del Marcathlon: “El Recorrido de las Marcas”.

La carrera del Marcathlon es un recorrido de 5,2 km que tiene como objetivo concienciar a la sociedad de la importancia de la innovación y su protección a través de los derechos de Propiedad Industrial. La iniciativa pretende impulsar el consumo responsable y sensibilizar a los consumidores sobre los peligros que tiene el fenómeno de la falsificación para la seguridad y la salud de los usuarios. El evento contará con la participación del Cuerpo Nacional de Policía y Ayuntamiento de Madrid, además de empresas, despachos de abogados y agencias expertas en esta problemática.

El sector de la gran distribución no es ajeno a la magnitud de este problema y lleva tiempo comunicando a los consumidores los riegos de estos productos. El negocio de artículos falsificados produce un impacto negativo en la economía de cualquier país. Como muestra,  durante el año 2014 la Agencia Tributaria intervino más de tres millones de productos falsificados y el valor de esta mercancía falsa en el mercado habría superado los 151 millones de euros. Por su parte, las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado y los Cuerpos de la Policía Local se incautaron de más de un millón y medio de falsificaciones con un valor de mercado de más de 177 millones de euros.

El consumo de artículos falsificados supone una renuncia a los derechos como consumidor, la destrucción de la cultura, un freno a la innovación, la financiación a mafias y grupos organizados y la destrucción de miles de puestos de trabajo

Por eso, es importante informar a los usuarios de las connotaciones negativas que conlleva la adquisición de un producto falsificado. No todos los consumidores son conscientes de las graves consecuencias que pueden generar estas imitaciones. Según datos de la OEMP, se falsifican productos que incluso pueden poner en peligro la vida: piezas de automóviles que fallan, productos farmacéuticos que enferman a las personas, juguetes que dañan a los niños, papillas para bebés que no proporcionan ningún alimento o instrumentación médica que ofrece medidas erróneas.

En definitiva, el consumo de artículos falsificados supone una renuncia a los derechos como consumidor, la destrucción de la cultura, un freno a la innovación, la financiación a mafias y grupos organizados y la destrucción de miles de puestos de trabajo. Por estos motivos, todos debemos luchar unidos contra la falsificación y apostar por lo auténtico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s