Revolución en los servicios de pago

Jürgen Fälchle - Fotolia.com

© Jürgen Fälchle – Fotolia.com

Dónde comprar y cómo pagar. El abanico de posibilidades es cada vez más amplio y el boom tecnológico del comercio, además de multiplicar los canales de venta, ha hecho lo propio con los sistemas de pago.

Uno de los datos más llamativos es la fuerza con la que están creciendo los pagos a través de dispositivos móviles que, a finales de este año, se espera que aumenten un 40%, hasta los 507.000 millones de dólares, según el informe Mobile Payment Strategies: Remote, Contactless & Money Transfer 2014-2018, de Juniper Research. De hecho, en muchos mercados, los pagos a través de teléfonos móviles y tabletas superan ya el montante de las compras realizadas a través de soportes físicos, como los ordenadores personales.

Más lenta está siendo la evolución de las soluciones de pago móviles “sin contacto” (conocido como contactless), como el NFC (Near Field Communications), ya que en este caso se requiere el despliegue de una infraestructura de pago nueva en los establecimientos que integre terminales contacless.

Estos son tan sólo dos ejemplos de la revolución que está emergiendo en este sector. Con el fin de evitar barreras innecesarias y garantizar el desarrollo de un mercado único, la Comisión y el Parlamento Europeo están trabajando una nueva Directiva de Servicios de Pago (PSD II) y regulando las llamadas Tasas Multilaterales de Intercambio (conocidas como MIF, en sus siglas en inglés), que no es otra cosa que las comisiones bancarias a los pagos con tarjetas de crédito y débito.

En el caso de la tasa correspondiente a las operaciones con tarjeta de débito, la nueva norma quiere fijar un límite del 0,2% del valor de la transacción (hasta 7 céntimos de euro como máximo). Esta reducción, históricamente reivindicada por el sector comercial del Continente, entraría en vigor en el plazo máximo de un año. España podría ser uno de los primeros países de la Unión en aplicar la rebaja.

Según la Comisión Europea, estas comisiones generan unos costes de 10.000 millones de euros anuales para el comercio y los consumidores. Para EuroCommerce, la voz del comercio en Europa, las reformas de la regulación y la revisión de la Directiva de Servicios de Pago son esenciales para conseguir un sistema más transparente y competitivo. “La reducción de las tasas de intercambio en las tarjetas redundarán en mejores precios para los consumidores de toda Europa”, añade.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s