Brasil, mercado deseado en el retail global

© sfmthd - Fotolia.com

© sfmthd – Fotolia.com

América Latina se ha convertido en el mercado deseado para el sector del retail mundial. Brasil, Chile, Uruguay y Perú han entrado en el top 10 del Global Retail Development Index que elabora AT Kearney. “Para algunos grandes retailers, el crecimiento de América Latina ha compensado el menor ritmo de otras regiones”, señala el estudio. Según éste, los ingresos de compañías como Tesco, Wall Mart, Casino o Carrefour han avanzado en los mercados emergentes hasta 2,5 veces más rápido que en los países de origen. Un crecimiento que también han aprovechado firmas de la región como Cencosud o Falabella para crecer en los estados vecinos.

El retrato del mercado de gran consumo de estos países es en muchos casos la antítesis de lo que ocurre en Europa o Estados Unidos. Cuentan con una base de población joven y una economía que ve crecer rápidamente sus ciudades y el tamaño de la clase media. En Brasil, número 1 del ránking inversor de AT Kearney, las ventas per cápita del retail han repuntado a ritmos del 12% anual desde 2008, hasta alcanzar los 5.514 dólares; y en 2011 el tamaño del mercado de gran consumo siguió subiendo a un ritmo del 15%, señala el informe. Otro ejemplo del atractivo latinoamericano es Chile, un mercado pequeño (en comparación con otros países de la región) pero que gracias a su estabilidad política y económica ha conseguido ser foco de los inversores globales. Wall Mart, por ejemplo, abrió 35 establecimientos en este país andido en 2011.

Gigantes como China e India, algunos países árabes y destinos más atípicos como Georgia o Mongolia completan el Top 10 de AT Kearney.

Los mercados maduros de Europa no muestran este dinamismo. La crisis de deuda, el futuro del euro y el desempleo atenazan de forma especial a las economías del sur, entre ellas España. Pese al impacto que todo ello tiene sobre el consumo de los hogares, las empresas asociadas a ANGED han mantenido un nivel de inversión muy alto en los últimos cinco ejercicios, próximo a los 2.500 millones de euros anuales (representa en torno al 45% de toda la inversión retail en España).